El mejor aliado para este verano: aloe vera

¿Qué es el aloe vera?

Es una planta, conocida como La planta de las mil propiedades, con un sinfín de beneficios antinflamatorios, cicatrizantes y laxantes. Pero ¿cuál es su origen y uso tradicional?

 

El aloe vera se ha utilizado desde la antigüedad como parte de la medicina tradicional en todo el mundo, puesto que su género se engloba con otras 350 especies vegetales similares de la familia de las Aloaceae, originarias de diversas regiones de África.

 

Concretamente, se extrae un jugo denso de las hojas de varias especies de aloe vera a través de incisiones en la epidermis y, de la pulpa una sustancia a modo de gel transparente proporcionando dos productos con usos distintos:

 

  • Aloe o Sever: El jugo de aloe vera contiene principalmente glucósidos de antraquinona con acción laxante y purgante.

 

  • Gel de Aloe: Un producto utilizado para uso externo gracias a los polisacáridos como principales constituyentes que tienen efectos curativos en problemáticas dermatológicas y bucales. Gracias a que tiene una gran capacidad de retención de agua, el gel se usa cuando se requiere hidratación y suavidad. Produce efectos sinérgicos en combinación con otros hidratantes y humectantes cutáneos como la glicerina y el propilenglicol. Sus principales usos son empleados en productos de higiene, cosmética y cuidado capilar.

¿Para qué sirve el gel de Aloe Vera?

Los beneficios del Aloe Vera son muchos y muy heterogéneos entre ellos. A continuación, detallamos los más populares:

 

  • Hidratante, refrescante y cicatrizante
  • Efecto tópico como emoliente y calmante
  • Cicatrizante de quemaduras de primero y segundo grado
  • Antinflamatorio
  • Cicatrizante y calmante para las membranas mucosas
  • Curativo para eccemas y dermatitis agudas
  • Paliativo en irritaciones y abrasamiento en la piel

Algunas indicaciones más concretas podrían ser: aplicación en eccemas secos, escoceduras e irritaciones cutáneas, eritemas, quemaduras, acné, heridas y úlceras tróficas, psoriasis, gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del intestino irritable, blefaritis y conjuntivitis. Asimismo, el aloe vera puede usarse en productos cosméticos y capilares: preparados solares, hidratantes, after-sun, aftershave, líneas de baño, higiene infantil, geles y lociones.

 

Una planta que además de favorecer la curación, también ayuda a la regeneración de la piel gracias sus acciones hidratantes inmunomoduladoras y antivirales. Además, ayuda al efecto de antienvejecimiento gracias a sus propiedades fuertemente hidratantes y emolientes.

 

Para más información, ¡no dudes en contactar con nuestro equipo farmacéutico!

Compartir post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Post más recientes

Guía definitiva para la rutina facial diaria

Pese a que ya hace mucho tiempo que se habla de los diferentes pasos a la hora de llevar un buen cuidado facial, los eternos rituales de cuidados y rutinas de origen asiático aún despiertan muchas dudas al respecto.

Es importante no ahogar la piel con un exceso innecesario de productos, pero sí hay ciertos pasos imprescindibles para garantizar un buen cuidado en profundidad del rostro. En estos términos, el orden de los factores… Sí altera el producto.

Read More »
Ir arriba